Todos los meses celebramos 5 encuentros de madres para compartir nuestras dudas y alegrías. Os esperamos.

miércoles, 21 de enero de 2009

Todas vamos creciendo con nuestras criaturas

Reconozco que cada día me cuesta más acudir a estos encuentros con mujeres con las que me siento tan a gusto y tan identificada; pero los meses pasan volando, y llega de nuevo el "segundo martes de mes"; mis hijos ya son mayores e independientes (o eso creen), pero no tanto como para entender que una vez cada cuatro semanas paso una tarde con ¿mis otros niños? ¡¡¡ pero si sólo es una vez al mes !!!
Cada vez vamos encontrando más tiempo para nosotras mismas, puedes dedicarte a actividades que dejas a un lado cuando son más peques, cuando somos tetas pegadas a bebés.
Y precisamente ahora, cuando van creciendo, y nosotras con ellos, me gusta pensar que otros bebés me necesitan a través de sus madres. Y seguramente yo también les necesito a ellos.
Esta razón, y palabras como la que dice AMB son las que nos animan a seguir encontrando el hueco, el momento para seguir contando y compartiendo la experiencia de la crianza con las mujeres de "siempre" que ahí siguen (las que nos acompañan y las que no); las nuevas mamás con las inquietudes y emociones que teníamos nosotras no hace tanto, aunque nos parezca lejano; y sobre todo, las que van tomando el relevo de las reuniones, estas últimas madres a las que agradecemos la confianza que podemos depositar en ellas cuando las "antiguas" fallamos.
En fin, que entre todas terminamos creando un círculo de complicidad, empatía y amistad que sólo entiende la que lo vive.

3 comentarios:

  1. no vais creciendo, sois grandes.
    Con un solo agradecimiento como el de la entrada anterior, estoy seguro que te ha compensado los madrugones, los papeleos , las llamadas telefonicas, las reuniones, los congresos, las prisas y todo lo que haceis. Que si, que sois grandes.
    Por cierto, yo estuve presente cuando asesoraste a una primeriza, con su recien nacido en el hospital y se me cayo la baba, claro que yo no soy lo que se dice neutral.
    SOIS LA LECHE.

    ResponderEliminar
  2. "Yo tengo la idea de que las recién paridas están como iluminadas por dentro y los niños se duermen horas y horas sobre ellas, oyendo ese arroyo de leche tibia que les va llenando los pechos pare que ellos mamen, para que ellos jueguen hasta que no quieran más, hasta que retiren la cabeza: "otro poquito más, niño..." y se les llene la cara y el pecho de gotas blancas".

    por supuesto no es mio, pero va por vosotras.
    www.dardemamar.com

    ResponderEliminar
  3. Lo reconozco: entro poco en el blog; ando con muchas tareas y no me gusta pasar mucho tiempo al ordenador, cuyo correo siempre está desbordante para mí... Pero un día entro en éste nuestro espacio, y me encuentro con estos cálidos y sentidos comentarios y... pienso que merece la pena entrar más a menudo.
    Gracias a la asociación de La Buena Leche, a las mujeres que la conducen, a las mujeres que la nutren con su presencia y experiencia... yo he aprendido más de lo que hubiese pensado nunca. Cosas que son difíciles de contabilizar porque con frecuencia pasan desapercibidas, humildemente mezcladas con otras. Cosas como el sentimiento de unión entre mujeres por muy diferentes que seamos en muchos aspectos, la ayuda desinteresada, el aprender a escuchar, el no juzgar, el atreverse a decir lo que una siente... y el que hay hombres sensibles que nos acompañan amorosamente en estas cuestiones femeninas. GRACIAS.

    ResponderEliminar