Hay 5 Encuentros de Madres de LBL al mes. Seguro que alguno no lo tienes muy lejos. Acércate y conócenos.

miércoles, 8 de julio de 2009

El infierno de las madres viajeras

Este artículo se refiere a las madres que van de viaje, pero yo creo que lo que dice puede extenderse a los pequeños viajes de cada día: ir a la compra, hacer recados... a ver qué os parece

"El infierno está alfombrado con buenas intenciones, dice el refrán. ¡Y qué verdad es!, pensó ella, mientras empujaba el cochecito por el andén, arriba y abajo, para hacer tiempo... leer artículo completo

2 comentarios:

  1. Estimadas. desde Montevideo, Uruguay les escribo para felicitarlas por el espacio y para invitarlas a que ingresen a las actividades que desarrollamos vinculadas a la Primera Infancia desde el gobierno local. En el mes de setiembre desarrollaremos La Infancia es Capital, un conjunto de actividades académicas, de promoción, lúdicas y sobre los derechos de los niños, en el marco del proyecto de que dirijo.
    Me interesaría contactarme con Isable Cabanellas, quien publicó un libro difundido en el blog y tiene experiencia en el trabajo con 6 - 18 meses que nos interesa invitar a nuestra ciudad.
    Nuestra información está en la página es www.montevideo.gub.uy/odm.
    Mi mail es alvaropaciello@gmail.com
    Desde ya muy agradecido

    Soc.Alvaro Paciello

    ResponderEliminar
  2. Ay esos momentos en que sólo las almas generosas voluntariamente te ayudan!!!! Cuántas veces nos hemos visto en situaciones parecidas...

    En cuanto a los taxis, es verdad que no pueden llevarte si no llevan la silla homologada, la ley es la ley. Pero lo que no entiendo es que no llamen a centralita y digan que necesitan un taxi con una silla. Aquí por lo menos funciona así, o bien llamas tu o si estás en la calle ellos se comunicarán con la centralita y avisan o bien a un taxi de los grandes que llevan siempre la silla o bien algún taxi se pasará por la central a recoger la silla y luego a por tí. Te sale algo más caro y tienes que esperar más pero en esos momentos no te importa y sólo te alegras de que lleguen. No sabía que en Espanya no piensen en eso... Cuántos impedimentos!

    ResponderEliminar