Del 1 al 10 de octubre celebramos las XIV Jornadas de La Buena Leche con actividades interesantes y gratuitas. Os esperamos.

lunes, 3 de agosto de 2009

SE APRENDE MÁS JUGANDO QUE ESTUDIANDO: entrevista a Francesco Tonucci, niñólogo (1/2)

"Los niños aprenden mucho más jugando que estudiando, haciendo que miranto. EL juego que hacen solos sin el control de los adultos es la forma cultural más alta que toca un niño. Los niños que han podido jugar bien y durante mucho tiempo serán adultos mejores"

" El juego da recursos parala vida. Todas las crisis de la juventud se gestan en la primera infancia"

"Hoy educar significa pedir a los niños que dejen de comportarse como niños y lo hagan como adultos"

" Los pequeños pasan sus días frente a adultos instructores , les es dificil hacer cosas raras. Así se va alimentando una necesidad de riesgo acumulada que expresará con su primera moto y en las salidas nocturnas".

" Los pequeños no quieresn estar recluidos en su habitación para jugar, ni en ludotecas, ni en todos esos espacios que construimos para que estén controlados. Lo que hace un niño controlado por un adulto es distinto de lo que hace solo. Los niños necesitan espacios donde, dentro de un clima de control social, ellos puedan hacer lo que quieran: Pisar el césepd, subierse a los árboles y jugar con las lagartijas"

Francesco TOnucci.

Muy buena entrevista, con video inluido:

http://www.elblogalternativo.com/2009/08/02/se-aprende-mas-jugando-que-estudiando-entrevista-a-francesco-tonucci-niñologo/


También interesante de ver el proyecto de TOnucci para construir ciudades mejores para los niñ@s:

http://www.lacittadeibambini.org/spagnolo/pubblicazioni/pubblicazioni.htm

1 comentario:

  1. Está genial la entrevista, el artículo y el video de dibujos.
    Me he reservado la web en "favoritos" para leerlo todo con mucha calma en mis tardes de invierno.
    Lo de la carta al alcalde me ha recordado esto: mi hijo juega con unos amigos muchas tardes al balón en Pombo. Una de ellas andaba por allí de la Serna visitando una carpa de una ONG, que estaba instalada en mitad de la Plaza.
    En cuanto le vieron, fueron a "asaltarle" para pedirle unas porterías de fútbol, dándole toda clase de explicaciones y razonamientos de por qué eran tan necesarias.
    Daba gusto ver con cuánta gracia y naturalidad se lo demandaban, sin ningún tipo de "educación social o política" porque no se dirigían a un político sino a un padre.

    ResponderEliminar