Del 1 al 10 de octubre celebramos las XIV Jornadas de La Buena Leche con actividades interesantes y gratuitas. Os esperamos.

viernes, 15 de julio de 2011

Llegando el destete

Todo empezó hace dos meses, cuando en una de las reuniones de Santander, las compañeras Ainhoa,Blanca y Josefina prestaron toda su atención y me permitieron expresar como me sentía y lo que que me ocurría.
Sin duda, no sabía que ahí, empezaba el destete, tampoco sabía realmente que me hacía falta aunque mi bebé no estaba preparado,pero yo, ya no podía girarme más veces en la cama,insistir una y un montón de veces teta va,teta viene hasta conseguir dormirlo,ni quería ser un chupete...necesitaba mi tiempo pero necesitaba también que no se alargara en el tiempo, porque aunque una, quisiera darle todo lo que un hijo pide, no siempre se puede...
Así, empezó lo que hoy, me río de como nos vamos reinventando en casa para dormir al pequeño...
Primero dejamos de ser chupete...algo, que le gustó poco y a veces no entendió e incluso en más de una ocasión yo,dudé de mi criterio pero por algo, había que empezar...después, a tirar de vez en cuando de papá...luego, a pasear, que las siestas...también que bien en la calle y por último probar,otras leches, el bibe...¡¡si!!para mi sorpresa, y a media noche..dijo,...a falta de teta..tetina...
Pero sobre todo, muchos achuchones, saltos por encima,en la cama,en el sofá y un no, sin mi mamy de vez en cuando...
me dió apuro mentir con lo de las tiritas, así que optamos por la verdad,y mirándonos a los ojos, poco a poco iba recordándole que la leche de mamá, se acababa...y así, han sido 16 meses al pequeño y 22 al mayor...si la naturaleza no se encapricha, habrá sido mi último contacto directo con la lactancia, una parte más de la crianza, quizás, de las más bonitas...
Mis agradecimientos a las socias de la asociación que siempre escucharon y a las que la crearon, con tan buenísima intención...aquí queda mi testimonio por si a alguna le sirve, en esos duros momentos, en que una, no se atreve a reconocer,...que anda pensando, quizás...¿llegará el destete?

2 comentarios:

  1. Hola Ana es muy bonito que nos dices a mi por lo que me toca me alegro de que todo se solucione de la manera mas adecuada para los dos... Ves como todo llega y tu lo veias como una cosa lejana
    UN BESO MUY FUERTE
    BLANCA

    ResponderEliminar
  2. Anuca, lo conseguiste. Creo que nos cuesta más a las madres que a nuestros peques porque sufrimos doblemente, por ellos y por nosotras.
    El vínculo es tan fuerte, las ganas de satisfacerles es tan grande que nos olvidamos de nosotras mismas, pero cuando les destetamos (nos destetamos) seguimos estando ahí al cien por cien. Y es cuando nos damos cuenta de lo que hemos dado, de lo que seguimos dando las 24 horas del día.
    Y tus palabras seguro que ayudan a otras, aunque lo tengan que vivir a su manera y cuando "les toque" vivirlo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar