Cinco Encuentros de madres al mes para que puedas acudir a los que mejor te vengan

jueves, 31 de mayo de 2018

Charla de Primeros Auxilios en SANTANDER

  Por fin tenemos fecha en Santander para esta charla-taller tan solicitada... 

  ¡Se nos amontonan las actividades!


sábado, 19 de mayo de 2018

Día Mundial de la Donación de Leche Materna

Hoy, 19 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Donación de Leche Materna. Por primera vez, Cantabria puede sumarse a esta celebración, ya que desde el pasado mes de octubre cuenta con un banco de leche humana para poder administrar a bebés prematuros en la sala de neonatos del Hospital Marqués de Valdecilla.

La leche materna tiene unas propiedades excelentes que no tienen las leches artificiales, y por eso es tan fundamental en el caso de los recién nacidos prematuros, ya que es mucho más digestiva y previene de numerosas infecciones y enfermedades graves, como la enterocolitis necrotizante, que afecta al 10% de los prematuros y que puede resultar mortal.

Los bancos de leche materna, al igual que otros bancos de órganos y tejidos, pueden funcionar gracias a la generosidad y solidaridad de los donantes anónimos, en este caso madres recientes que compaginan la crianza de su bebé con todo lo que ello supone (dedicación, lactancia, falta de tiempo para todo, falta de sueño, cansancio, etc. etc.), con la extracción cuidadosa y las medidas higiénicas necesarias para que su leche pueda llegar a esa criatura que la necesita. 

Desde aquí queremos dar las gracias a todas aquellas madres que regalan ese oro blanco desinteresadamente, así como a todo el equipo del banco de leche que lo hace posible.

Si estás interesada en donar, puedes encontrar la información que necesitas AQUÍ

jueves, 17 de mayo de 2018

Tomando decisiones, buscando el parto deseado


Hace poco más de un año nacía E. en un precioso parto velado dentro de una piscina de partos instalada en el salón de nuestra casa.

Quería contaros, no cómo sucedió el parto en sí, si no qué es lo que nos llevó a elegir esta opción y no otra.

Tengo dos hijos varones, el mayor nació en una clínica privada con un ginecólogo. El por qué de aquella elección es fácil de entender, quería que la persona que atendiera el parto fuera una cara conocida y poder expresar mis preferencias en torno al parto antes de que llegara el ansiado momento. Por desgracia, mi ginecólogo debió olvidar cada uno de mis deseos en el momento de asistir el nacimiento de A.

martes, 15 de mayo de 2018

RELATO: Mi parto deseado y respetado

A las 00:15 de la madrugada del 23 de mayo de 2017 nos acostábamos, y en ese momento noté, porque realmente LO NOTÉ, cómo algo hacía una especie de "clac" dentro de mí. No fue doloroso, pero sí que noté algo. No sé muy bien cómo explicar la sensación que tuve ni qué palabras emplear para describirlo. Me recosté, precisamente porque suponía que la rotura de bolsa no debía de doler, pero aquello empezó a fluir... Cada movimiento, cada pequeño esfuerzo, implicaba una sensación del líquido amniótico deslizándose entre las piernas.

Dudé sobre si ir al hospital en ese momento o esperar a que se desencadenaran las contracciones, por aquello de llegar en el momento justo y que las intervenciones fueran las mínimas imprescindibles... Pero la verdad es que al tener que desplazarnos 25 kilómetros en coche hasta el hospital, después de pensarlo un poco, me quedaba más tranquila yendo, teniendo en cuenta que se trataba de mi tercer parto. Qué fácil es conocer la teoría y qué difícil ponerla en práctica cuando estás calzada en esos zapatos...