El sábado 22 estás invitada al picnic de La Buena Leche junto a tu familia y amig*s. Es una ocasión estupenda para intimar en un entorno relajado y que l*s niñ*s se diviertan jugando

miércoles, 19 de diciembre de 2018

INTERCAMBIANDO EXPERIENCIAS DE MATERNIDAD CON MUJERES GITANAS.



COLABORACIÓN DE LA BUENA LECHE CON LA PLATAFORMA ROMANÉS.
El pasado lunes tuvimos la maravillosa oportunidad de impartir un taller de lactancia materna para la Asociación Plataforma Romanés, dirigido a mujeres gitanas. Fue un encuentro cálido de intercambio al que asistieron madres, tías y abuelas de diferentes edades y generaciones con sus criaturas, en el que nos transmitieron sus dudas e inquietudes, en un formato muy similar al que desarrollamos en los grupos de apoyo que La Buena Leche organiza semanalmente en los centros cívicos de la región.
Acudieron unas 18 mujeres, muchas de ellas ya habían sido madres, otras estaban embarazadas en ese momento, algunas habían amamantado con y sin dificultades, y aportaron sus experiencias y su propia vivencia de la maternidad, haciéndonos descubrir cuánto en común experimentamos las madres en diferentes etapas, al margen de las diferencias culturales.
El encuentro fue una experiencia enormemente enriquecedora para nosotras, nos aportó una perspectiva más abierta sobre lo que implica maternar en tiempos complicados para todas, en los que, a veces, los apoyos son escasos. Contemplar la perspectiva  intercultutral en la maternidad como en la propia vivencia de la  lactancia materna en particular, nos permitió repensar sobre la necesidad de ampliar la mirada de nuestra implicación asociativa en una sociedad diversa en la que la lactancia se presenta como un acto social y cultural. Al mismo tiempo nos pareció admirable la estrechez en los lazos que unen a las mujeres gitanas entre sí, conformando una red de apoyo mutuo crucial para el sostén y el ejercicio de los cuidados,  y que son la esencia de la tribu de crianza que conforma La Buena Leche.
Finalizamos el encuentro poniéndonos a su disposición para más actividades y proyectos comunes y nos trasladaron su gratitud y compromiso de volver a trabajar juntas en otra ocasión. Estaremos encantadas de seguir colaborando y enriqueciéndonos de esta experiencia tan constructiva como lo es el acercamiento a la cultura gitana y la posibilidad de tejer redes de mujeres desde la interculturalidad.

lunes, 10 de diciembre de 2018

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA PARA ACABAR EL AÑO




Ha sido un año intenso, repleto de actividades y proyectos, y lo finalizamos con el broche de una preciosa exposición de fotografías relativas a la lactancia, enmarcada en las actividades de la Semana Mundial de Lactancia Materna.. Será en el Centro Cultural Dr. Madrazo y la inauguración tendrá lugar el jueves 13 de diciembre a las 19:30. Estáis todas y todos invitados y esperamos que os acerequéis por allí durante estos días de fiestas y vacaciones, con toda la familia. 

domingo, 2 de diciembre de 2018

Calendario La Buena Leche 2019



 Otro año más. Ya estamos a punto de estrenar año nuevo otra vez. En La Buena Leche, uno de sus primeros proyectos fue la elaboración de un calendario con fotografías de mamás amamantando.

   En los años 90 la imagen de una madre dando el pecho había sido prácticamente borrada de la sociedad: muy pocas madres lo hacían ya y casi todas interrumpían al segundo mes. Además  no solían hacerlo en público, como si amamantar a una criatura fuese algo vergonzoso, paradójicamente en un entorno donde abundan las imágenes de mujeres semidesnudas en carteles publicitarios, películas y televisión. El hecho de que las madres solo amamanten en los domicilios las aboca a un periodo de soledad y reclusión, que sumado a las dificultades del comienzo de la crianza, favorecen el desánimo y la depresión.

   Por eso decidimos volver a reconciliar esa imagen de mujer-dando-la-teta con el imaginario colectivo, utilizando los mismos medios que la publicidad: con fotografías exhibidas en lugares de prestigio sanitario y/o cultural, a través de un calendario con fotos de madres reales de nuestro entorno. Ya no eran solo los bebés criados con fórmula y biberones los que aparecían rollizos y sonrientes en las paredes de los centros de salud, ahora también los criados a teta aparecían rutilantes en los mismos centros. Y podía verse que no solamente había recién nacidos sino que muchos bebés seguían tomando la leche de sus madres mucho más allá de los dos primeros meses.

   Han pasado muchos años y en el mundo de la lactancia natural afortunadamente se ha recuperado mucho terreno, aunque todavía quede mucho por hacer. A pesar de todo, seguimos viendo necesario mantener el proyecto del calendario, que se reparte por todos los centros de salud de Cantabria y algunos otros lugares públicos, gracias a la subvención otorgada por la Dirección General de la Mujer.

   Desde aquí queremos agradecer a todas las mujeres que han colaborado alguna vez con sus familias en este precioso proyecto, así como a Luna L. Gutiérrez que se lleva encargando ya varios años del trabajo fotográfico y con el que siempre nos sorprende positivamente.