Después del verano, nuestros Encuentros vuelven a la normalidad en los lugares habituales. Te esperamos.

viernes, 6 de mayo de 2016

TRABAJAR Y DISFRUTAR ¡NO ESTÁ REÑIDO!

Muchas personas que no estén dentro del mundo asociativo, pueden desconocer “qué se cuece” dentro de una Asociación. Cómo se trabaja, qué aporta, y no me refiero solamente de cara a lo que puede ofrecer a la sociedad, sino a lo que aporta a nivel personal a las personas que integran la misma. Por eso, hoy queremos contaros cómo vivimos en La buena leche nuestro día a día, cómo trabajamos algunos de los proyectos que llevamos a cabo, y cómo conjugamos el trabajo con el ocio. ¡Porque cuando estás a gusto, trabajas mejor!

Tenemos por delante un año lleno de proyectos que no solo se limitan a los cinco encuentros que a lo largo y ancho de toda Cantabria se celebran mes a mes. Esos proyectos requieren de una preparación, de sentarnos a pensar, de diseñar, de lanzar mil y una ideas, algunas más locas que otras, de darles forma,... Y en todas ellas hay mucho trabajo y mucha ilusión invertida. Creemos que hacerlo de una manera más lúdica en la que podamos compartir momentos de ocio, nos enriquece mucho a todos y a todas. Nos ayuda a cohesionarnos como grupo, ¡a pesar de que cada una somos de nuestra madre y de nuestro padre! Tenemos un objetivo común y toda esa diversidad enriquece nuestro trabajo.


El pasado mes de abril tocaba ponerse manos a la obra: El calendario anual, la semana mundial de la lactancia materna, y otras nuevas ideas que van surgiendo y que hay que ir dándoles forma. Y por eso nos acercamos hasta el Albergue de Ruiloba, que se encuentra en pleno corazón de Cantabria. (La verdad, es que teniendo en cuenta el entorno, lo que daban ganas era de salir corriendo a respirar aire fresco, en lugar de trabajar), pero fuimos formales...

Después de una larga jornada de trabajo, tocaba retomar fuerzas, ¡y vaya que sí lo hicimos! Compartimos todas las creaciones culinarias que cada persona había llevado y pasamos un buen rato entre charla y risas. Para nosotras, que estamos dispersas por toda la geografía cántabra, es un momento de reencuentro también, una oportunidad de materializar esos abrazos que nos enviamos vía email o Whatsapp. Porque el trabajo no se realiza solamente en estos foros de encuentro. Nuestra herramienta de comunicación principal es el correo electrónico. ¡A veces echa humo!


Los niños y las niñas disfrutaron de lo lindo. Porque, ¡sí, sí, claro! ¡Nos vamos todos en familia! ¡Aquí no sobra nadie! Mientras los mayores jugábamos a ser exploradores en la selva (sí, ¡las personas adultas también jugamos!), los peques hacían guerras de almohadas en las literas. Sí, realmente creemos que es una gran oportunidad también para los niños y las niñas. Se conocen, juegan, se divierten, se ríen,... ¡Da gusto verles disfrutar!


El domingo por la mañana, con las energías ya renovadas dimos un bonito paseo por el nuevo camino que lleva de la ermita del Remedio a Trasierra y disfrutamos de las increíbles vistas de la costa de Fonfría. Aunque el tiempo no nos acompañó demasiado, pudimos disfrutar de unas vistas increíbles, y es que aquí en Cantabria tenemos un patrimonio natural que no tiene precio, ¿no os parece?


Con las baterías casi al 100% afrontamos esta nueva etapa de trabajo con ganas. Con muchos nuevos proyectos por emprender en mente y la seguridad de que tú, serás parte de ellos.

¿A qué esperas para conocernos un poco más?

Verónica Saseta

No hay comentarios:

Publicar un comentario